Michael Diamond es un coleccionista de algunos de los objetos más raros del Reino Unido. Oculto en una esquina, cubierto con una manta, hay una vitrina con cadenas pesadas. Ahí habita un muñeco ventrílocuo embrujado llamado Mr. Fritz, que, según Diamond, fue grabado parpadeando y moviendo su boca.

El muñeco fue creado por un prisionero estadounidense en Stalag II-B, un campamento nazi de la Segunda Guerra Mundial en la ciudad de Czarne, Polonia. Al parecer el propietario era un ventrílocuo antes de que los nazis lo apresaran. Michael decidió poner una cámara frente al muñeco porque se dio cuenta de que la puerta de la vitrina “se abría”. Cuando vio las imágenes, se sorprendió al ver que la boca y los ojos del muñeco se movían. Y por si no fuera lo suficientemente aterrador, la vitrina se abre y se cierra por sí sola. “Cuando vi el video por primera vez, tuve una sensación extraña en el estómago, no diría que le tengo miedo al señor Fritz, pero desconfío de él”.

Si descartamos que todo forme parte de un montaje, la verdad es que se trata de un video realmente aterrador. Podría ser que el espíritu del prisionero de la Segunda Guerra Mundial continúe estando muy presente en el interior de su creación y que no quiere abandonarlo.