Aprende a atraer la abundancia a tu vida

8116


Es muy probable que en cuanto leíste la palabra “abundancia”, lo relacionaste de inmediato con el dinero, pero ser abundante es mucho más que tener millones en el banco. En realidad se trata de tener una actitud positiva ante la vida, porque podemos ser abundantes en amor, amistades, en tiempo, en salud, y en todo lo que te imagines.

Para desarrollar la abundancia en tu vida, debes sentirte merecedora de todo lo bueno, debes amarte y tener pensamientos positivos sobre ti misma y los demás. De partida nunca pienses que si la vida te premia después te quitará algo, o que quizás no hay recursos para todos, ya que con eso sólo alimentas tus creencias de carencia.

Si continuamente repites en tu mente que “no tienes tiempo”, “el dinero se me va como agua entre los dedos”, o “a todos les va bien menos a mí”, es urgente que cambies las ideas que tienes sobre la vida, porque en realidad hay suficiente para todos, y somos nosotros mismos los responsables de lo que acontece en nuestra vida.

La escritora estadounidense Louise Hay, considerada la madre del crecimiento personal, sostiene en sus libros que cada pensamiento está creando nuestro futuro, de modo que recomienda trabajar con afirmaciones de manera continua, tal como si fuera un mantra que repites a cada momento, ya que de esa forma te centrarás sólo en lo bueno y lo atraerás a tu vida.

“La abundancia fluye libremente a través de mí. Merezco lo mejor y acepto lo mejor ahora. La vida satisface todas mis necesidades en abundancia. Confío en la Vida. Cuanto más agradecido estoy por la riqueza y abundancia en mi vida, más razones tengo para estarlo. Estoy dispuesto a deshacerme de cualquier necesidad de lucha o sufrimiento. Merezco todo lo bueno”.

Si te animas puedes escoger alguna de las frases que más resuene contigo o utilizarlas todas, lo importante es que seas constante, ya que este proceso es similar a sembrar semillas, debes darle tiempo para vislumbrar los primeros brotes.

Revisa tus creencias

Otra de las formas de abrirse a la abundancia, es revisando qué idea arraigada tienes del dinero, porque hay personas que lo asocian con lo negativo, cuando en realidad su energía es neutra y dependerá de cómo tú lo utilices.

Antiguamente existía la creencia de que “los hijos no podían ganar más dinero que sus padres”, que “el que tiene dinero excesivo se consigue de mala forma”, “que los adinerados son malas personas”, y esas son sólo creencias de escases.

Te invito a pensar que el dinero te ama, que fluye a ti de manera armoniosa, y que te ayuda a concretar tus sueños en armonía con los demás. Si asumes esa postura, junto con el agradecimiento constante, rápidamente podrás apreciar como tu vida cambia.

Si en principio te cuesta ser optimista, observa lo abundante que es la naturaleza, y te darás cuenta que el universo nunca abandona, sólo pide fe en ti misma.

Recomendaciones