Alguna vez habían escuchado el término “Grisexualidad” , esta es una condición de la que sufren ciertas personas y tiene que ver con el querer pasar tiempo con tu pareja, pero no llegar a tener sexo.

En el fondo disfrutas de besarlo, acariciarlo pero pocas veces experimentas el deseo de tener sexo con él y si este sentimiento ha sido experimentado antes con otras de tu parejas, no significa necesariamente que tengas un problema de frigidez o impotencia, probablemente seas Grisexual.

La persona considerada Grisexual camina entre el limbo de la sexualidad (tener ganas de sexo) y la asexualidad (no tener ningún interés por el sexo).

¿Cómo saber si eres Grisexual?

Esto le puede pasar a cualquier persona, no importa si sus encuentros sexuales han sido heterosexuales, bisexuales u homosexuales.

La característica principal de la Grisexualidad, es el bajo impulso por tener sexo y que al ser tan bajo no experimenta mayor interés por llevarlo a cabo. Dejando largos periodos de tiempo sin tener sexo a pesar de tener una pareja estable.

Hay distintos tipos de Grisexualidad:

1. Los Demisexuales: ellos experimentan ganas de tener sexo, pero solo con aquellas personas con las que mantienen una relación emocional por largo tiempo.

2. Los Sapiosexual, es cuando el deseo sexual se despierta por la inteligencia de la otra persona.

3. Los Hiposexuales, pueden dejar pasar meses y hasta años sin tener ganas de tener sexo e incluso masturbarse.

4.Los Lithsexual, se enamoran de una persona y no ser correspondidos les resulta estimulante, desean mantener esa ligera atracción que siente por otra persona, pero sin que esta les corresponda.