Materiales:

Frasco pequeño con tapa, súper pegamento y piedras.

Pasos:

1. Aplicamos pegamento a la tapa.

2. Aplicamos pegamento a la piedra.

3. Juntamos y pegamos.

4. Dejamos secar por varios minutos.

5. Colocamos la llave dentro del bote, tapamos y enterramos.

6. ¡Listo! Nunca volverás a preocuparte por dejar las llaves adentro.