[Historia Hot] Mi húmeda fantasia juvenil

5


La casa estaba sola y nosotros comenzábamos nuestra aventura en el amor. Aún recuerdo ese día, hacía mucho calor y decidimos ir a refrescarnos a la piscina, a mí me provocaba mucho su cuerpo y como se movía, así que cuando comenzó a sacarse la camisa, en mi mente pensé que nuevamente quería ir más allá.

  • ¿No te vas a meter al agua?, me dijo
  • Sí, ahora voy, respondí.

Ese día quería sorprenderlo y aproveche de ponerme mi mejor bikini, ese favorito que hace resaltar todas mis curvas y le saca provecho a mi escote.

En un solo movimiento me metí al agua y al salir a la superficie, noté que la parte de arriba se había movido, dejando ver un poco más allá de lo debido y él lo noto, me arregle rápido e intenté disimularlo.

  • Qué bien te queda ese bikini, me gusta mucho como te hace ver, me dijo de forma picarona.
  • ¡Ay no me molestes!
  • No te estoy molestando, si de verdad, se te ve precioso.

Mi novio nado hacia mí y comenzó a acariciar mi cuello, al oído me dice: -¿Sabes? Me gustaría ver un poco más-, eso me encendió, rápidamente me di vuelta y comenzamos a besarnos. Muy coquetamente le digo que nunca lo había hecho en una piscina y eso fue suficiente para ponernos un poco más hot.

Acaricio mis muslos y me puso sobre él, pude sentir que estaba excitado al igual que yo. Comencé a tocarlo, primero sus brazos, luego su abdomen y antes de llegar, él ya estaba queriendo estar en mí.

Esa tarde salimos de la piscina y seguimos cumpliendo nuestras fantasías y lo mejor, es que aún nos quedan muchas por cumplir.

 

Recomendaciones