[Impacto] La elite ya tiene arcas espaciales para escapar a Marte

6


Hace más de un año, Elon Musk entró en un escenario en México y expuso su visión de colonizar Marte con su compañía SpaceX. El plan en sí es ambicioso y Musk espera llevar a un millón de personas al planeta Marte como una especie de “unidad de reserva” para la Tierra, a un costo de $100.000 a $200.000 dólares por persona. Imagínense, 1 millón de personas necesitan grandes instalaciones, la única pregunta es quién va a administrar, dirigir y construir estas instalaciones y servicios necesarios para colonizar Marte.

¿Qué hay de las enormes cantidades de carga útil necesarias para construir una instalación tan grande? ¿Enviarán cargas útiles de la Tierra a Marte capaces de apoyar a los primeros grupos de personas en la fase de construcción de la base? ¿Existe ya un programa espacial secreto que esté conectado no sólo a los ovnis, sino también a una civilización separatista? Este programa de “presupuesto negro” no es una simple extensión de las operaciones normales del gobierno o el ejército de los Estados Unidos, ni mucho menos de la NASA. En cambio, parece ser el producto de lo que el historiador Richard Dolan ha denominado anteriormente una “civilización separatista”, una estructura radicalmente avanzada y cada vez más separada que tiene acceso a la ciencia clasificada y los datos negados al resto de nosotros. Una cosa es cierta: alguna agencia o grupo ha estado operando vehículos espaciales que están muy por encima de las capacidades de cualquier aeronave conocida.

Y aunque no se pueda probar, en lugar de que los primeros grupos de personas vayan a construir la instalación, podría ser posible que ya están utilizando estas embarcaciones secretas espaciales avanzadas “Arcas” para llevar a la gente “los constructores” y la carga útil a Marte en orden. Para construir las instalaciones de la base terrestre para la “rica” civilización separatista, que seguirá después de que la instalación esté lista, utilizando el sistema de transporte interplanetario de Musk.

Recomendaciones