En cada Tribu, familia o grupo de trabajo, los viejos o ancianos son los que nos guían, enseñándonos que la humildad y el equipo de trabajo, son fundamentales al honrar el respeto por aquellos que nos sacan ventaja en años, aportando para la felicidad y el éxito del grupo entero.

Todos necesitamos amor y respeto, y si este falta, la Tribu se desgrana y pierde fuerza. Si queremos ser felices honremos a nuestros antepasados, a nuestros padres y actuemos con gratitud, sin importar si lo que nos dieron lo bueno o lo malo, aceptando aquello que nos tocó vivir.

Entender la influencia de nuestros antecesores familiares en nuestras vidas, es esencial para progresar en nuestro camino de sanación. Tomamos consciencia de nuestra historia para poder transformarla en una nueva, libre de miedos y fantasmas del pasado.

Al honrar a nuestros antepasados y todos aquellos que pertenecen al sistema familiar del cual venimos, vamos sanando el árbol familiar, permitiendo desenvolvernos más felices en la vida, y provocando sanación en el alma. El camino es conocer y reconocer al ancestro, al excluido, y entregarle el destino para uno liberarse.

Un buen punto de partida son los padres, con actitud de agradecimiento por habernos dado la vida, dando espacio para escuchar las voces de los ancestros, con lo bueno y lo malo que tengan que contar, dándonos finalmente la base para entender ciertas conductas que son nuestra carga como herencia familiar.

Creencias, tabús y prejuicios son patrones que resuenan en nuestro árbol familiar y se instalan en el inconsciente, lo que determina ciertos comportamientos de las generaciones futuras, repitiendo experiencias que no han sido visualizadas por los descendientes, y por lo tanto se repiten como un mecanismo sin reflexión.

En la medida que conocemos nuestra historia, veremos como algunas se repiten de una generación a otra, como tipos de vida, gustos, enfermedades, conductas conflictivas, silencios, secretos, creencias, relaciones familiares, etc. Por lo que estando consientes, estaremos más atentos a lo que pueda suceder y seremos más libres para tomar nuestras propias decisiones.