Los ancianos Hopi han transmitido advertencias y profecías sobre las transgresiones del ser humano en contra de nosotros mismos, de la naturaleza y de la Tierra. Estaríamos en un llamado “Cuarto Mundo”, y estas transgresiones podrían provocar su final, junto con la creación de un “Quinto Mundo” ¡Un reinicio!. Cada mundo termina de una forma violenta, en una purificación. Varios ancianos indígenas han advertido sobre los difíciles tiempos actuales. En 1970, Dan Katchongva, líder del Clan del Sol de la villa de Hotevilla, dijo: “La sangre fluirá. Nuestro cabello y nuestra ropa serán esparcidos sobre la tierra. La naturaleza nos hablará con su poderoso soplo de viento. Habrá terremotos e inundaciones que causarán grandes desastres, cambios en las estaciones y el clima, la desaparición de la vida silvestre y el hambre en diferentes formas. Habrá corrupción gradual y confusión entre los líderes y la gente de todo el mundo, y las guerras se producirán como vientos poderosos. Todo esto ha sido planeado desde el comienzo de la creación”.