En una entrevista con el Dr. Norman Bergrun, por un investigador y periodista de la UFO Magazine American, el respetado científico anunció la noticia de que una señal de comunicación recibida por la Sonda Cassini viene de naves extraterrestres estacionadas en la órbita de Saturno y camufladas en sus anillos, que como bien sabemos están formados de distintos trozos de hielo que orbitan el planeta. 

Norman Bergrun trabajó como investigador en la NASA durante 12 años, más tarde en Lockheed Missiles and Space Company fue responsable de planificar y analizar las pruebas de vuelo para el lanzamiento del misil Polaris de la Armada de los Estados Unidos. Durante sus trece años de empleo en Lockheed, también se desempeñó como científico responsable del desarrollo espacial y satelital.

Norman aseguró: “Son grandes vehículos cilíndricos pertenecientes a una civilización extraterrestre desconocida y altamente sofisticada”. La presencia de tales ovnis gigantes en los anillos de Saturno es ciertamente el más importante secreto de los descubrimientos realizados en el espacio.