Libra es un signo de aire regido por Venus, que tiene como piedras de nacimiento la crisoprasa, el ópalo y el zafiro, además del aguamarina, venturina, peridoto y cuarzo ahumado.

Una de las características de libra es que tienden a ser demasiado críticos con los demás, lo que puede aliviarse con aguamarina, la que puede ponerse entre las manos, poniéndola en la garganta (chakra de comunicación) o en el tercer ojo, durante aproximadamente 5 minutos, curando así este aspecto intolerante que los lleva a la obsesión de buscar el eterno equilibrio que no siempre se encuentra, ayudándolos a aceptar las situaciones tal como son.

La crisoprasa, agua marina y zafiro azul pueden ayudar a libra a desarrollar la creatividad, estimulando la autoaceptación, atrayendo hacia su personalidad, seguridad, confianza y el pode de tomar decisiones.

Se sugiere llevar siempre consigo una de estas piedras, ya sea en su bolso o bolsillo, sobre todo para las reuniones laborales, en donde libra tiende a ser intolerante, a través de su crítica y eterna búsqueda de equilibrio y perfección.